Al servicio de la Comunión

La vida oculta, silenciosa y fecunda en santidad de María Crescencia la capacita para desempeñar, al servicio de los demás, una misteriosa misión: el logro de la unidad. No necesita ejercer la autoridad para convertirse en “autora de unidad” en una sociedad, la suya, flanqueada por la dispersión. El santo transparenta al verdadero y único