La oración de Teresa

Una vida con estas características debe disponer de una fuente de alimentación poco común. Teresa hace de la oración su clima vital. No se dedica a hacer una oración técnicamente perfecta, sabe que es un medio y decide dirigirse hacia el fin sin detenerse en los medios. Amar a Dios es, en ella, una necesidad

Amor a los familiares y amigos

Hace mucho tiempo, un adolescente que cursaba conmigo los primeros años del Seminario, sufrió un verdadero ataque de ansiedad por ser santo. Observaba puntualmente el reglamento, rezaba casi sin detenerse, en los momentos de silencio no decía una palabra por más que estuvieran asesinando a alguien. Pero lo que me llamó más la atención fue

La ofrenda de amor

El amor a Dios debía abordar en ella su instancia culminante: la ofrenda de amor. No hay modo más seguro, para entender su alcance y significado, que el texto mismo de la Ofrenda. Hemos procurado seguirle los pasos. Teresa no se detiene. Encuentra indefectiblemente lo que busca. Desde niña no se contenta con poco y su vida

Libre en la obediencia

El amor a Dios debía abordar en ella su instancia culminante: la ofrenda de amor. No hay modo más seguro, para entender su alcance y significado, que el texto mismo de la Ofrenda. Hemos procurado seguirle los pasos. Teresa no se detiene. Encuentra indefectiblemente lo que busca. Desde niña no se contenta con poco y su vida

Rica en la pobreza

El amor a Dios debía abordar en ella su instancia culminante: la ofrenda de amor. No hay modo más seguro, para entender su alcance y significado, que el texto mismo de la Ofrenda. Hemos procurado seguirle los pasos. Teresa no se detiene. Encuentra indefectiblemente lo que busca. Desde niña no se contenta con poco y su vida